Estructura empresarial en Turquía

Constituyendo una entidad extranjera

El nuevo código de comercio turco, vigente desde julio de 2012, permite constituir tanto sociedades anónimas como sociedades limitadas con un único accionista.

Oficina de representación

Las compañías establecidas según la legislación de otros países están autorizadas a establecer oficinas de representación. Su principal restricción es que no pueden realizar actividades que generen un ingreso y todos sus gastos deben ser cubiertos por aportaciones recibidas del exterior. No están sujetas al pago de impuestos corporativos, ya que no tienen ingresos. Las oficinas de representación son autorizadas por un periodo de tres años renovables.

La oficina de representación de BS le ofrece su apoyo en la gestión para constituir una sociedad en el país, y establecer contactos con entidades financieras locales.

Sucursal

Es necesario el nombramiento de un representante, con autorización para constituirla, y que sea residente en Turquía. La idea de la sucursal es mantener el control total de la actividad de la compañía sin socios minoritarios. Con el actual Código de Comercio su interés queda, si pertoca, en la participación de licitaciones.

Constituyendo una entidad en Turquía

Según la legislación turca, no existe diferenciación entre empresas en función del origen de su capital, todas tienen los mismos derechos y obligaciones. Sus formas socıetarias son muy similares a las desarrolladas en la UE:

Sociedad anónima

Mínimo un socio (persona física o jurídica) y un capital mínimo de 50.000 TL.

Sociedad de responsabilidad limitada

Requiere un capital mínimo de 5.000 TL.