Estructura empresarial en Arabia Saudita

Representación y agencia

La distribución comercial está reservada en exclusiva para entidades 100% saudíes y para ciudadanos locales. Las empresas extranjeras que se dediquen a estas actividades deben contar con distribuidores o agentes saudíes.

Estos deben registrar los acuerdos de distribución en el Registro de Agencias del Ministerio de Comercio. Tanto el arbitraje como la Junta de Reclamaciones contemplan la sharía (jurisprudencia coránica) como única ley aplicable.

Se ha producido una liberalización importante en las importaciones gracias a la disminución de aranceles.

Tipos de sociedades

La Ley de Sociedades es la normativa principal que rige las empresas en Arabia Saudita. Los inversores extranjeros pueden establecer oficinas y dirigir negocios bajo las siguientes formas:

Sociedad de responsabilidad limitada, sucursal y franquicia

Las sociedades anónimas son poco habituales. Actualmente, eI tiempo promedio requerido para constituir una empresa en Arabia Saudita es de unos 30 días.

Joint ventures, socios locales

Los inversores privados extranjeros pueden ser propietarios del 100% del capital en la mayoría de los sectores económicos, pero esta sigue siendo la opción más habitual por el conocimiento que aporta el socio local.

Debe tener entre 2 a 50 accionistas y está dirigida y representada por uno o más directores. No exige un consejo directivo; los accionistas suelen introducir un órgano de dirección en los estatutos. Requiere de un auditor y una junta de control (si hay más de 20 socios).